Cuando encargas nuestro menú semanal a domicilio lo haces pensando en tener resueltas varias comidas de los próximos días. En lo que quizás no te has parado a pensar es que no sólo supone eso, sino que también puede ser una solución excepcional cuando surgen imprevistos de última hora que necesitan una respuesta rápida.

A la hora de hacer tu pedido en esto es comer comer tienes varios platos entre los que elegir. Y, por lo general, lo haces confeccionando tu propio menú para esos días que sabes que no podrás o no te va a apetecer cocinar. Al encargar varias elaboraciones te garantizas que vas a tener las recetas preparadas para esos días, pero también pueden servirte para otras ocasiones. Por eso es importante que las tengas siempre a mano.

Para esos imprevistos

En el post de hoy queremos hablarte de como esto es comer comer puede ser tu salvación en determinados momentos. Por ponerte tan solo algunos ejemplos hemos recopilado esas cinco ocasiones en que nuestro menú semanal de comida para llevar en Madrid puede salvarte la vida.

  • Nos ha pasado a todos. Tenías tu día programado de tal manera que ibas a salir pronto de trabajar, pasar por el mercado y preparar algo delicioso para cenar, incluso te daría tiempo a dejar lista más comida para otros días. Pero el destino ha decidido jugártela y todo se ha complicado y al final no has podido ni ir al súper. Es la hora de la cena y en la nevera no hay nada para cocinar. Con nuestros platos tendrás la cena lista en un momento, el que tardas en calentar la receta en el microondas. Y ya puedes descansar tras un largo día.
  • Tú tienes tus planes, pero de repente suena el teléfono … y te encuentras con una cena de familiares o amigos en casa. Está la opción de darte por vencido y pedir cualquier cosa en el momento o puedes quedar como un señor. Pon a la mesa nuestra ensaladilla con gambas o nuestro fresquito gazpacho y tus invitados pensarán que eres un chef de primera que ha podido improvisar semejantes delicias en tan poco tiempo.
  • Lunes, primera hora de la mañana. ¡Anda, el túper! El fin de semana has desconectado tanto que se te había olvidado por completo que tenías que haber preparado la comida para llevar al trabajo y en menos de dos minutos tienes que salir por la puerta. Te da tiempo de sobra a coger uno de los envases de esto es comer comer. Ni siquiera hace falta viertas su contenido en una tartera. Nuestros recipientes son perfectos para llevarlos a la oficina, sin miedo a fugas.
Imagen que contiene exterior, persona, pasto, hombre

Descripción generada automáticamente
  • Comidas completísimas. No te ha dado tiempo a preparar la guarnición, o el plato único que has preparado se queda corto … No te preocupes, siempre puedes usar nuestras elaboraciones para completar tu menú. Si has hecho pasta y se ha quedado escasa combínala con nuestras albóndigas, por ejemplo. Además, recuerda que al comprar tus menús semanales a domicilio puedes llevarte complementos tales como verduras a la parrilla o arroz salteado.
  • A mano en el congelador. Las recetas que preparamos para nuestros menús semanales a domicilio duran hasta dos semanas, conservándolas correctamente en la nevera. Pero también puedes optar por congelarlas y recurrir a ellas cuando las necesites comida preparada en el futuro. Así, sabrás que ante cualquier imprevisto siempre tienes alguno de nuestros platos en tu congelador.